facebook
Youtube
Google+
Twitter

Calle 134 N.° 7B - 83, Edificio El Bosque - Consultorio 907 Bogotá - Colombia

Cuatro Hábitos Saludables… Vive Vital

Cuatro Hábitos Saludables… Vive Vital

En los últimos años, los hábitos dietéticos han evolucionado hacia patrones menos saludables, aumentando el consumo de proteína animal y grasas saturadas, mientras que el aporte de proteína vegetal, carbohidratos complejos y fibra ha ido disminuyendo.
Este hecho unido a la manera de vivir, cada vez más sedentaria, ha producido cambios importantes en la frecuencia de enfermedades crónicas y degenerativas, en su evolución y en la mortalidad derivada.
La esperanza de vida ha aumentado en los últimos años, pero la tendencia evolutiva de los estilos de vida actuales va a condicionar la de las generaciones futuras.
 
Nuestro objetivo es el de vivir más pero con mejor calidad de vida o lo que es lo mismo, “vivir más y mejor”.
Existen 4 recomendaciones, tanto alimenticias como de hábitos de vida que mejoran el estado de salud y ayudan a prevenir la aparición de enfermedades.
La primera recomendacion es beber agua:
 
Nada ayuda tanto al cuerpo como una hidratación adecuada. En cuanto  a la cantidad, existen diferentes puntos de vista pero el consenso es de 2 litros al día, aunque no  todos los organismos son iguales y pueden necesitar una mayor o menor cantidad. Tomar agua es uno de los mejores hábitos que podemos adquirir.
No todos los líquidos tienen el mismo efecto sobre el cuerpo, los beneficios del agua no los tiene una gaseosa, jugo, té o café. Estas bebidas no siempre producen el efecto hidratante del agua, incluso pueden producir  más sed y deshidratación como las bebidas que contienen cafeína, ya que son diuréticos. Las bebidas alcohólicas como la cerveza, además de ser diurética,  por su contenido alcohólico, deshidratan los tejidos.
La segunda recomendación que se ve afectada por la rutina diaria es dormir bien:
El cuerpo necesita reponerse del desgaste diario. Mientras nosotros dormimos, el organismo ejecuta tareas de autoreparación en los diferentes sistemas como el inmune, el endocrino, entre otros y de preparación para el siguiente día.
La importancia de dormir bien radica en que:
Mejora el estado de alerta:
La capacidad y respuesta cognitiva del cerebro es mucho mejor cuando se ha dormido el tiempo necesario.
Mucho se ha dicho sobre la cantidad de horas que una persona debe dormir. Las personas adultas, adolescentes y niños tienen parámetros diferentes de sueño, pero en el caso de una persona adulta el acuerdo parece estar de 8 horas diarias. Algunas personas necesitan dormir más que otras. Lo importante es entregarle al cuerpo el descanso justo para levantarse con la sensación de  tener la energía necesaria para iniciar las actividades del nuevo día.
Al dormir se segregan hormonas:
Cuando se duerme, se segregan importantes hormonas. Entre ellas la hormona del crecimiento, la cual ayuda a los niños a crecer y a los adultos los ayuda a controlar la grasa en el cuerpo. También se segrega Leptina, una hormona que controla el apetito y el peso corporal.  Si no se duerme lo suficiente el cuerpo sufrirá un déficit de estas hormonas.
Otra hormona que disminuye su secreción es el  cortisol que incrementa sus niveles cuando existe  estrés. Altera los neurotransmisores de nuestro cerebro, generando mayor irritabilidad, depresión, ansiedad e insomnio.
Dormir retrasa el proceso de Envejecimiento:
Uno de los mejores indicativos sobre la salud y posible longevidad de una persona, es la calidad de su tiempo durmiendo.
Dormir fortalece nuestro sistema Inmune:
Personas que duermen más de siete horas, han demostrado tener mayores células protectoras que personas que duermen menor cantidad de horas. Si se quiere recuperar de una enfermedad sea esta simple o grave, dormir bien es fundamental.
La tercera recomendación importante es comer bien y en el horario correcto:
 
Comer sanamente en los horarios adecuados promueve el buen funcionamiento del cuerpo. Dentro de las comidas diarias la más importante es el desayuno, ya que el cuerpo viene de 8-12 horas de ayuno.
Desayunar es VITAL para el cuerpo, porque genera bienestar, aporta energía, ayuda a bajar de peso y mejora el desempeño en todas las actividades diarias.
 
Desayunar ayuda a bajar de peso (está comprobado que las personas que desayunan  tienen menor tendencia a la obesidad).
 
 
Elegir los alimentos adecuados:
Dentro de las recomendaciones  para modificar la dieta habitual y aumentar el gasto de energía se debe:
• Reducir el consumo de alimentos muy energéticos y ricos en grasas saturadas y azúcar.
• Disminuir la cantidad de sal en la dieta.
• Aumentar la ingesta de frutas, hortalizas frescas, legumbres, cereales y frutos secos.
La cuarta recomendación es realizar actividad física: 
 
¿Qué tanto ejercicio necesito?
Hablar con su médico acerca de cuánto ejercicio es adecuado para usted. Una buena meta para mucha gente es trabajar hasta alcanzar realizar ejercicio de 4 a 6 veces a la semana durante 30 a 60 minutos cada vez. Sin embargo, recuerde que el ejercicio tiene tantos beneficios quecualquier cantidad es mejor que nada.
 
Incorpore el ejercicio a escondidas en su día
  • Tome las escaleras en vez del elevador.
  • Vaya a caminar durante su descanso para tomar café o durante su almuerzo.
  • Camine todo el recorrido a su trabajo o parte de el.
  • Haga sus quehaceres en la casa a paso acelerado.
  • Barra las hojas o haga otro tipo de trabajo en el jardín.

Author Info

El equipo de Marketing

No Comments

Post a Comment

Agende su cita

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Asunto

Desea recibir información de parte nuestra?

SiNo

Mensaje