facebook
Youtube
Google+

Calle 134 N.° 7B - 83, Edificio El Bosque - Consultorio 907 Bogotá - Colombia

Tratamientos para bajar de peso que incorporan alimentación inteligente

Tratamientos para bajar de peso que incorporan alimentación inteligente

por: Diana María
Del Valle Muñoz. MD

Hace  más de  medio siglo la industria de la moda  ha venido   posicionando   la delgadez extrema como sinónimo de belleza ideal en las mujeres.  Contagiarse por la obsesión  de un ideal de belleza femenina irrealizable, anormal y poco saludable, es el punto de partida para el ingreso a la creciente fila de personas con trastornos alimentarios  y para  empezar a tomar malas decisiones acerca de los hábitos de alimentación.

 

El bien preciado a perseguir debe ser siempre la salud y  el equilibrio nutricional es el pilar fundamental para lograr un óptimo estado.  El peso ideal es el que corresponde a  la estatura y la edad  de cada persona  y las intervenciones requeridas por cada individuo para  llegar a este peso son determinadas por sus antecedentes familiares, estilo de vida, enfermedades asociadas, gustos personales,  etc. Estas son otras razones por las cuales los tratamientos para bajar de peso con dietas de moda no son recomendables al carecer de individualización.
 
Es importante tener en cuenta que adelgazar no es lo mismo que bajar de peso, en las dietas relámpago (restricción calórica severa o eliminación de grupos de alimentos) se pierde peso rápidamente a expensas de pérdida de agua corporal (deshidratación) y   al prolongarlas, pérdida de masa muscular. Los tratamientos para bajar de peso que avanzan con disminución de peso  lenta (no más de un kilo por semana)  y gradual  son los que ofrecen la forma más conveniente y sostenible de obtener un peso saludable.
RAZONES PARA ADELGAZAR
Para quien quiera iniciar un tratamiento para bajar de peso que incorpore una dieta es  siempre  muy importante realizar una evaluación honesta de las aspiraciones y motivos personales que ocasionan esta decisión.
 
Adelgazar debe tener como propósito  mejorar la vida y la salud, no se trata de parecerse a alguien más o de complacer a alguien más. Iniciar una dieta debe ser siempre una elección personal aún para los que son obesos, pues cada persona debe asumir la responsabilidad de su propia salud. Los profesionales de la salud, amigos y familia deben jugar un papel de asesoría, apoyo y compañía, pues su función en este caso es motivar, no forzar.
ANTES DE PONERSE A DIETA
 
Las razones del sobrepeso son variadas y complejas pero las causas principales son sencillas: consumir un exceso de calorías provenientes de grasas y carbohidratos y hacer muy poco ejercicio. Esta toma de conciencia, aunque simplista es de suma importancia pues reconocer que el estilo de vida y la dieta no son satisfactorios en lo que respecta al propio  peso es el paso determinante para decidirse a cambiarlos.
El conocimiento de lo que es la nutrición básica es importante para todas las personas, pero en particular para quienes pretenden iniciar un plan de dieta. Algunas técnicas o dietas para perder peso son excesivamente restrictivas, sin llenar los requerimientos nutricionales básicos. Esto se aplica igualmente a personas que siguen su propio programa descuidado de restricción de calorías. La asesoría profesional es de suma importancia en este aspecto.
La falta de actividad física es uno de los principales contribuyentes en la creciente incidencia de la obesidad en los países occidentales. Para cada persona existe un ejercicio que se ajusta a sus necesidades y para todos es importante mantenerse físicamente activos,  tanto como sea posible, ya sea que se necesite o no perder peso.
La información y dirección profesional para orientar a cada persona a fin de que descubra la actitud propia más conveniente para perder peso es indispensable, no es suficiente con saber que se come de más y que hay que ejercitarse, cada persona tiene un patrón alimentario determinado por sus gustos, sus emociones, su historia personal, su tren de vida, y todos estos factores lo clasifican dentro de un tipo característico con necesidades individuales. El profesional entrenado para este fin deberá explorar dichos factores a fin de  elaborar una guía para la elección  de un plan de dieta que se convertirá en la mejor oportunidad para tener éxito.
ALIMENTACIÓN INTELIGENTE
Una dieta saludable no es sinónimo de morirse de hambre, se trata de de adoptar un nuevo estilo de vida que incluya abundantes
alimentos saludables.
Disfrutar de la  buena comida es sin duda uno de los mayores placeres de la vida, pero el detalle esta precisamente en que es sólo uno de ellos. La comida  solo debe abarcar una parte de la vida no debe ocupar el pensamiento todo el tiempo. Debe haber espacio  en la vida para la familia, la pareja, los amigos, la interacción social, el trabajo, el ejercicio, los pasatiempos, etc, sin otorgarle primordial importancia a la figura, ni usar la comida como soporte cuando las cosas no van bien en estas otras áreas.
 
Tratamientos para bajar de peso con nutrición inteligente mediante una dieta saludable y completa tienen la capacidad de  transformar nuestra sensación global de bienestar, ayudan a perder peso o a mantener el índice de masa corporal en un rango saludable. Esta dieta debe ser en general balanceada incluyendo alimentos de todos los grupos, con un alto contenido de frutas verduras y cereales.
  • El contenido de grasas saturadas y colesterol debe ser mínimo,  para lo cual debe evadirse el consumo de alimentos fritos, empacados, carnes rojas ricas en grasa y embutidos. Es recomendable usar aceites  prensados en frio no refinados como ajonjolí, maíz, oliva y girasol. El contenido de grasas saturadas en la dieta debe aportar menos del 10% de las calorías ingeridas diariamente y el consumo total de grasas no debe superar el 30% de dichas calorías diarias.
  • Los cereales deben formar parte del menú diario, siendo preferibles los integrales por su contenido de fibra.
  • En cuanto a las frutas  se recomienda una cantidad  de 3 a 5 porciones diarias y jugos de fruta puros (no concentrados industriales).
  • Es indispensable incluir en la dieta vegetales frescos en porciones abundantes, idealmente orgánicas, si es posible conseguirlos, y evitar los congelados o enlatados que contengan sal o aditivos.
  • Las proteínas de origen animal deben estar presentes en la dieta pues son fuente de aminoácidos esenciales, requeridos para la síntesis de proteína, así  las carnes frescas de ternera, pavo o pollo, todos los pescados y mariscos, la leche y los huevos en sus justas cantidades constituyen otro componente indispensable de la nutrición.
  • Los azucares refinados y todos los alimentos con azúcares añadidos deben limitarse y no deben formar parte de la dieta diaria, en general no debe existir un alimento prohibido en la dieta  pero su consumo   debe ser restringido  o reservarse para ocasiones especiales.
  • De igual forma  el consumo de sodio en la dieta debe ser bajo, en óptimas condiciones no mayor a 2.400mg de sodio por día lo cual es equivalente a una cucharadita de sal. Para reducir la cantidad de sodio añadido en forma de sal puede implementarse el  uso de sales de potasio.
  • Las infusiones de hierbas y el té son opciones mucho más saludables frente al consumo frecuente de café.

Author Info

El equipo de Marketing

No Comments

Post a Comment

Agende su cita

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Asunto

Telefono

Mensaje

Acepto el envio de información y/o promociones y/o publicidad asociada con Vive Vital y sus servicios.

SiNo